“ Una fuerte tormenta golpea todo a su encuentro. Árboles azotados salvajemente. Ramas curvadas que arañan terrorificamente el cristal. Luz que parpadea amenazando su marcha en cualquier momento. Leños que chisporrotea en el hogar, la única visión reconfortante del momento.


Deseas relajarte y calentar tu frío cuerpo. Nada mejor que una ducha caliente pero prefieres un baño. Baño cargado de sales aromáticas y relajantes. Floral aroma y pastel tonalidad aguamarina en el agua. Decides colocar la habitación una decena de velas de té para dar más ambiente y prevenir por si se va la luz.


Te desnudas e introduces en ese paraíso calentito que te espera. No quieres pensar en nada más que en disfrutar minuto tras minuto esa agradable sensación creada. Nada puede arruinarte el momento, nada ….


Metes la cabeza bajo el agua. Aguantas la respiración con los ojos cerrados. Tus oídos casi no perciben la melodía de fondo que pusiste en tu antiguo radio-cassette. Canciones del pasado adolescente que te llena de bellos recuerdos y de muy buenas compañías. Te dejas llevar por esos instantes de recuerdos. Todo Relax. Todo Paz ….


Al punto de no soportar más el aguantar la respiración te dispones a salir. Abres los ojos mientras tu cuerpo asciende y entonces …


Un susto te hiela la sangre. Una horrible visión escapada de la más horrible pesadilla o película de terror. Una cara putrefacta donde cuelgan largas cabellos negros te miran detrás de tu cabeza. El poco aire que quedaba en tus pulmones se escaparon en ese ahogado grito bajo el agua. Das un salto y te das la vuelta, encogido dentro de la bañera y con una ola que casi la vacía por completo. Ahora es más terrorífico, se ríe y su sonido es espantoso. Extiende sus brazos. Te asustas . Intentas levantarte, pisas la esponja, resbalas y caes golpeándote la cabeza fuertemente. Un hilo de sangre se comienza a derramar ensuciando el agua. Sus manos te empujan al interior de la bañara. Forcejeas pero es muy fuerte, no consigues levantarte. Has tragado agua, pierdes sangre. Todo se vuelve negro junto con un dolor insoportable en los pulmones.........

Cuarenta y ocho horas después la policía alertada por compañeros del trabajo por la ausencia a este, encuentran el cadáver en la bañera. Veredicto :

¡ Ahogo accidental tras golpearse la cabeza al salir de la bañera tras la pérdida de conocimiento por el cual !


Cuidado con los baños relajantes no te relajes demás para jamás a tu sofocante vida regresar “ .

EME82

Reviewed by EME82 on octubre 13, 2020 Rating: 5

No hay comentarios

Música