Una rosa te quise regalar

pero no sabía de que color más te podía agradar.

Puede que blanca como la Luna a la que te gusta mirar.

Quizás negra como la Noche por la que sueles pasear.

Tal vez rosa como tus dulces labios que me gustan tanto besar

roja como la sangre que fuerte por tus venas suelen cabalgar.

Te regalo mi corazón para que lo puedas cuidar y

que escuches cuando lata susurrar,

que no te dejo de Amar “ .

EME82


Reviewed by EME82 on septiembre 25, 2020 Rating: 5

No hay comentarios

Música