“ Cada noche a mis aposentos vuelves a regresar.
No importa el mal que te inflijo
ni que de tu sangre me llegue a alimentar
ni que hasta la muerte te hago tocar.
Solo mi piel deseas tocar.
Mis labios ansías besar.
Y mi cuerpo necesitas tomar.
Es el embrujo de la Luna, el que la verdad no te deja mirar.
Este cuerpo no está vivo por mucho que te haga vibrar.
Lleva tantos Siglos muerto que ni mis víctimas recuerdo ya.
Una noche más tuyo será para que feliz lo puedas gozar.
Mientras de ti yo me he de alimentar
hasta que una noche ya no me pueda controlar,
unido sangre y deseo tu vida te he también de arrancar.
Es el precio que un mortal ha de pagar
por a una Vampira lujuriosamente poder gozar “ .



Reviewed by EME82 on marzo 05, 2020 Rating: 5

No hay comentarios

Música